La fotografía no ha cambiado tanto

December 17, 2014

 

 

El padre de mi suegra Thea era holandés y fotógrafo de profesión. Casi cada vez que nos vemos con ella, aparece en la conversación su padre. Me resulta fascinante preguntarle como era ser fotógrafo hace 70 años. A Thea, que le apasiona la fotografía, le gusta contarme detalles sobre el trabajo de su padre, de sus recuerdos infantiles ayudándole a troquelar las fotos, o el recuerdo del olor de los productos químicos que utilizaba para el revelado.

 

Una de las cosas que más me llama la atención sobre su padre era, según me cuenta mi suegra, el amor que tenía por los detalles y los puntos de vista diferentes. Me cuenta por ejemplo cómo hacía fotos de la hilera de zapatos colocados junto a la puerta esperando a sus dueños, o cómo intentaba capturar la  espontaneidad de las expresiones en sus instantáneas. A veces me da la sensación de que me habla de un fotógrafo contemporáneo. Creo que el foto-periodismo aplicado a la fotografía de bodas por ejemplo, ahora tan de moda, existe desde hace mucho y no es un invento tan moderno.

 

La imagen destacada del post en la que aparece su padre el día de su boda, aunque evidentemente no es una foto suya, refleja cierta modernidad, por ejemplo en el vestido de la novia, bastante minimalista y similar al de muchas novias que se casan hoy en día, o en el ramo con flores a juego con el vestido. Su padre, así mismo, lleva un traje de corte clásico pero muy actual. Y en cuanto al disparo de la foto, se hizo sin ningún tipo de posado por parte de la pareja. Esa espontaneidad tan en boga actualmente ya existía en los años 30, a pesar de unas limitaciones técnicas que no tenemos hoy en día gracias a los avances de la fotografía, como la dificultad para disparar a velocidades altas o la inexistencia del auto-foco.

 

Ha cambiado la tecnología, ahora podemos disparar casi sin luz, hacer cientos de fotos o iluminar con flashes remotos, pero la esencia de la fotografía sigue siendo la misma. Me gusta pensar que mi estilo no sigue al pie de la letra las modas , aunque este atento a lo que se hace actualmente. Aspiro a que mis fotos puedan ser igualmente atractivas dentro de 30 o 50 años.

 

Le he preguntado varias veces a Thea si me podía enseñar las fotos de las que siempre me habla, pero lamentablemente, su padre murió cuando ella era muy joven y esas fotos solo las tienen sus antiguos clientes. Tristemente en aquella época no se había inventado la informática y las fotos solo existían físicamente, en negativos o en papel. Las fotos que veis aquí me las ha proporcionado Thea y aunque la autoría es diversa espero que ayuden a ilustrar el post. En cualquier caso, no pierdo la ilusión de que algún día encuentre en su casa o en alguna de sus hermanos alguna caja llena de fotos de boda.

Please reload